Los retiros para familias son encuentros de convivencia, oración y formación para toda la familia (padres, hijos, abuelos, ...), con actividades comunes y diferenciadas por edad. Se desarrollan durante una sola jornada, normalmente en sábado, y cuentan con servicio de guardería para los más pequeños.

La familia es la esperanza de la sociedad, y necesita beber de la fuente de la que vive y apoyarse en su vocación: cuidar el matrimonio, educar a los hijos, atender a los mayores, llevar esperanza a la sociedad y evangelizar el mundo. Estos retiros ayudan a las familias a hacer comunión entre ellas y para vivir plenamente su misión y vocación.